Dirección de Impacto Ambiental

Dirección de Impacto Ambiental

La Dirección de Impacto Ambiental es la responsable de la evaluación de impacto ambiental de los efectos que sobre el ambiente puedan generar la realización de planes y programas de desarrollo de alcance regional, así como también las obras y actividades en sus diversas etapas. Asimismo, esta Dirección define las condiciones a las que deben … Continúa leyendo Descripcion

Leer más

La Dirección de Impacto Ambiental es la responsable de la evaluación de impacto ambiental de los efectos que sobre el ambiente puedan generar la realización de planes y programas de desarrollo de alcance regional, así como también las obras y actividades en sus diversas etapas. Asimismo, esta Dirección define las condiciones a las que deben sujetarse todos los proyectos que se lleven a cabo, dentro su competencia, en el territorio estatal.

El objetivo de la evaluación del impacto ambiental es el evitar o reducir al mínimo los efectos negativos sobre el ambiente, mediante la prevención, mitigación, restauración y/o compensación de los daños al ambiente, a través de la regulación de obras o actividades, con el fin de hacer compatibles la conservación y el aprovechamiento de los recursos naturales con el desarrollo social y económico.

 

1.     Impacto y riesgo ambiental

 

La expansión y diversificación de actividades productivas, aunado a la antropización del medio natural,  la falta de estrategias de planeación y manejo, así como el desconocimiento del valor ecológico y socioeconómico de los ecosistemas, han inducido graves problemas de contaminación e impacto ambiental y la pérdida de valiosos recursos naturales y económicos en todo el mundo.

Esta situación ha determinado la necesidad de incorporar la variable ambiental y los criterios ecológicos dentro de las políticas orientadas hacia la planificación y el desarrollo sustentable de las actividades humanas, con el fin de hacer compatibles la conservación y el aprovechamiento de los recursos naturales con el desarrollo social y económico.

La Secretaría de Protección al Ambiente,  a través de la Dirección de Impacto Ambiental, tiene los siguientes objetivos:

  • Prevenir y controlar la contaminación del aire, agua y suelo, como consecuencia de obras y actividades reguladas en materia de impacto y riesgo ambiental por el Estado.
  • Preservar y prevenir el deterioro ambiental, de manera que sea compatible la obtención de beneficios económicos y las actividades de la sociedad con la preservación de los ecosistemas.
  • Garantizar el derecho de toda persona a gozar de un ambiente adecuado para su desarrollo, salud y bienestar y vigilar el cumplimiento del deber que tiene toda persona de proteger el ambiente.
  • Asegurar que el aprovechamiento de los recursos naturales sea sustentable, y que no implique un decremento en la calidad de vida de la población.

 

1.1.    Que es el impacto ambiental

Se define impacto ambiental como la “Modificación del ambiente ocasionada por la acción del hombre o de la naturaleza”. El instrumento Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) se orienta a los impactos ambientales, positivos y negativos de carácter significativo, que eventualmente podrían ser provocados por obras o actividades humanas sobre el medio ambiente. Entendiendo como medio ambiente la integración de sistemas físicos, biológicos, humanos y sus relaciones.

Es necesario considerar e identificar el tipo o atributos de impacto ambiental, como el área que se afecta y la duración de los impactos, los componentes y funciones ambientales afectados, los efectos directos e indirectos; así como los impactos primarios o de orden mayor, los efectos sinérgicos y combinados, su magnitud, importancia y riesgo, entre los más importantes:

Atributo Definición
Carácter Determina el efecto ambiental de un proyecto es negativo o positivo; es decir, si es benéfico o perjudicial.
Magnitud Indica la extensión, gravedad o intensidad del efecto producido (por ejemplo, superficie, número de especies afectadas, entre otros).
Importancia Se relaciona con el valor ecológico o socioeconómico que tiene una región en su estado actual.
Tipo de acción Define la forma como se produce el impacto; es decir, si es directo, indirecto o sinérgico.
Duración y frecuencia Define el tiempo de acción del impacto; es decir, si el efecto es a corto, mediano o largo plazo, o si es intermitente.
Reversibilidad Se relaciona con la posibilidad de que un área recupere o no su estado original (antes del impacto) o no; es decir, si el impacto es reversible o irreversible.
Riesgo Se relaciona con la probabilidad de que ocurra un impacto ambiental grave.
Sinergismo Se refiere al efecto producido por la combinación o acumulación de dos o más impactos.

 

Asimismo, existen diversas clasificaciones de impactos ambientales de acuerdo a sus atributos; por ejemplo:

Impacto Definición
Positivo o Negativo En términos del efecto resultante en el ambiente.
Directo o Indirecto Si es causado por alguna acción del proyecto o es resultado del efecto producido por la acción.
Significativo o relevante Aquel que resulta de la acción del hombre o de la naturaleza, que provoca alteraciones en los ecosistemas y sus recursos naturales o en la salud, obstaculizando la existencia y desarrollo del hombre y de los demás seres vivos, así como la continuidad de los procesos naturales
Acumulativo El efecto en el ambiente que resulta del incremento de los impactos de acciones particulares ocasionado por la interacción con otros que se efectuaron en el pasado o que están ocurriendo en el presente
Sinérgico Aquel que se produce cuando el efecto conjunto de la presencia simultánea de varias acciones supone una incidencia ambiental mayor que la suma de las incidencias individuales contempladas aisladamente.
Residual El que persiste después de la aplicación de medidas de mitigación.
Temporal o Permanente Si por un período determinado o es definitivo.
Reversible o Irreversible Dependiendo de la posibilidad de regresar a las condiciones originales.
Continuo o Periódico Dependiendo del período en que se manifieste.

 

1.2.    Definición y Objetivos de la Evaluación del Impacto Ambiental

La evaluación de impacto ambiental es un instrumento de la política ambiental estatal, a través del cual la autoridad evalúa los efectos que sobre el ambiente puedan generar la realización de planes y programas de desarrollo de alcance regional, así como de las obras y actividades de competencia estatal.

El procedimiento de evaluación del impacto ambiental se inicia mediante la presentación del documento denominado Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) la cual deberá contener, por lo menos, una descripción de los posibles efectos en los ecosistemas que pudieran ser afectados por los planes, programas, obras o actividad de que se trate, considerando el conjunto de los elementos que conforman dichos ecosistemas, así como las medidas preventivas de mitigación, y las demás necesarias para evitar y reducir al mínimo los efectos negativos sobre el ambiente.

Entre las principales características de la evaluación del impacto ambiental, están las siguientes:

  • Es un instrumento que tiene un carácter preventivo.
  • Se aplica en obras o actividades humanas.
  • Su objetivo es prevenir los efectos negativos sobre la salud humana y el medio ambiente que pudieran derivarse del desarrollo de una obra o actividad.
  • Basa su efectividad en un análisis prospectivo-predictivo.
  • Establece regulaciones a las obras o actividades sujetas a evaluación.
  • Es un procedimiento integrador de diversas disciplinas científicas.

El objetivo de la evaluación del impacto ambiental es el evitar o reducir al mínimo los efectos negativos sobre el ambiente, mediante la prevención, mitigación, restauración y/o compensación de los daños al ambiente, a través de la regulación de obras o actividades.

Medidas de prevención: Conjunto de acciones que deberá ejecutar el promovente para evitar efectos previsibles de deterioro del ambiente;

Medidas de mitigación: Conjunto de acciones que deberá ejecutar el promovente para atenuar los impactos y restablecer o compensar las condiciones ambientales existentes antes de la perturbación que se causare con la realización de un proyecto en cualquiera de sus etapas. Entre las medidas de mitigación que se pueden considerar, están las siguientes:

  • Evitar el impacto por no ejecución de la acció
  • Disminuir el impacto al limitar su magnitud.
  • Rectificar el impacto al restaurar o rehabilitar el ambiente.
  • Eliminar el impacto con acciones de protección y mantenimiento.

La mitigación es un proceso continuo durante el proceso de evaluación de impacto ambiental, aplicado con la idea de disminuir o evitar los impactos significativos. Se inicia desde que se identifica y ajusta la acción, en la fase de diseño.

Medidas de restauración o compensatorias: en caso de que las medidas de mitigación no sean suficientes para disminuir los impactos ambientales, se consideran los mecanismos de restauración o compensación. Estos se destinan a la creación de ambientes similares a los afectados o al apoyo de programas de protección ambiental. En ningún caso la compensación cambia recursos ambientales por elementos distintos como dinero, becas o empleos; sólo se compensa reponiendo lo impactado ambientalmente por una situación similar.

 

1.3.    Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental.

La evaluación de un estudio de impacto ambiental lo realiza la autoridad mediante un procedimiento de tipo técnico administrativo. Hay cuatro opciones mediante las cuales puede presentarse, dependiendo del control que se tenga sobre los impactos, del área donde se pretende desarrollar un proyecto, y del tipo de proyecto:

  1. Informe Preventivo.
  2. Manifestación de Impacto Ambiental modalidad General.
  3. Manifestación de Impacto Ambiental modalidad Planes y Programas.
  4. Manifestación de Impacto Ambiental modalidad Áreas Naturales Protegidas.

a)        Informe Preventivo

Las obras y actividades, que por su ubicación, dimensiones, características o alcances no produzcan impactos ambientales negativos significativos al ambiente, no causen desequilibrios ecológicos, ni rebasen los límites y condiciones establecidas en las disposiciones jurídicas referidas a la preservación del equilibrio ecológico y la protección al ambiente, no estarán sujetas a la presentación de la Manifestación de Impacto Ambiental. En estos casos, el responsable de la obra o actividad deberá presentar el documento denominado Informe Preventivo, de manera previa al inicio de actividades, especialmente cuando:

  • Existan Normas Oficiales Mexicanas o Ambientales Estatales u otras disposiciones que regulen las emisiones a la atmósfera, las descargas de aguas, manejo y disposición de residuos sólidos urbanos y de manejo especial, el aprovechamiento de los recursos naturales y en general todos los impactos ambientales relevantes que puedan producir las obras y actividades;
  • Las obras y actividades de que se traten estén expresamente previstas en los planes y programas estatales de desarrollo y planes y programas de desarrollo urbano del centro de población y que hayan sido evaluados y aprobados por la Secretaría; y
  • Cuando se trate de instalaciones de obras y actividades expresamente previstas ubicadas en parques industriales o zonas autorizadas en términos de la Ley General y la presente Ley.

En los casos anteriores, la Secretaría, una vez analizado el Informe Preventivo, determinará, en un plazo no mayor de diez días, si se requiere la presentación de una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), comunicándoles a los interesados el plazo para hacerlo.

Manifestación de Impacto Ambiental (MIA)

Es un documento mediante el cual una persona, física o moral, da a conocer, con base en estudios, el impacto ambiental, significativo y potencial que generaría una obra o actividad, previstas en el artículo 42 de la Ley y 6 de su Reglamento en Materia de Impacto Ambiental; se analizan y describen las condiciones ambientales anteriores a la realización del proyecto con la finalidad de evaluar los impactos potenciales que la construcción y operación de dichas obras o la realización de las actividades podría causar al ambiente y definir y proponer las medidas necesarias para prevenir, mitigar o compensar esas alteraciones, en caso de que sean negativas.

b)      MIA modalidad General

Esta modalidad se presentará cuando se trate de:

  1. Parques industriales;
  2. Plantas agroindustriales;
  • Fraccionamientos habitacionales que se ubiquen fuera de los centros de población;
  1. Obras y actividades a realizarse fuera de los límites de los centros de población;
  2. Sistemas de almacenamiento, confinamiento, recuperación, reciclaje, incineración, tratamiento o disposición de residuos de manejo especial;
  3. Tratamiento, confinamiento o disposición de residuos sólidos urbanos;
  • Extracción, explotación y tratamiento de minerales o substancias no reservadas a la Federación que constituyan depósitos de naturaleza semejante a los componentes de los suelos, tales como arena, grava, roca, polvo de sílice o productos de su fragmentación, utilizados para la fabricación de materiales de construcción u ornamento, así como para su exportación;
  • Obras y actividades destinadas a la prestación de un servicio público;
  1. Plantas de tratamiento de aguas residuales que descarguen a un cuerpo receptor de competencia estatal;
  2. Actividades industriales, comerciales o de servicios consideradas como riesgosas;
  3. Obras y actividades ubicadas dentro de áreas naturales protegidas de competencia estatal y municipal;
  • Vías estatales de comunicación y caminos rurales; y
  • Aquellas obras y actividades que no estando expresamente reservadas a la Federación en los términos de la Ley General, causen o puedan causar desequilibrios ecológicos o rebasen los límites y condiciones establecidos en las disposiciones jurídicas referidas a la preservación del equilibrio ecológico y la protección al ambiente.

c)       MIA Planes y Programas.

Las manifestaciones de impacto ambiental se presentarán en esta modalidad cuando se trate de planes y programas regionales, estatales y municipales, en materia de desarrollo urbano, turístico, de vivienda, agropecuarios, sectoriales de industria, de centros de población, así como aquellos que en general promuevan las actividades económicas o prevean el aprovechamiento masivo de los recursos naturales del Estado.

d)      MIA modalidad Áreas Naturales Protegidas.

Las personas que pretendan realizar obras o actividades que se ubiquen dentro de las áreas naturales protegidas de competencia estatal y municipal, deberán tramitar y obtener su autorización en materia de impacto ambiental, mediante la presentación de una MIA.

 

1.4.    Obras y/o actividades que requieren autorización en materia de impacto ambiental

  • Los planes y programas regionales, estatales y municipales, en materia de desarrollo urbano, turístico, de vivienda, agropecuarios, sectoriales de industria, de centros de población, así como aquellos que en general promuevan las actividades económicas o prevean el aprovechamiento masivo de los recursos naturales del estado.
  • Obras o actividades que pretendan realizarse fuera de los límites de los centros de población, así como aquellas que se ubiquen dentro de áreas naturales protegidas de competencia estatal o municipal, así como las que establezcan los programas de ordenamiento ecológico regionales y locales.
  • Las obras y actividades de carácter público o privado, destinadas a la prestación de un servicio público.
  • Vías estatales de comunicación, incluidos los caminos rurales.
  • Zonas, fraccionamientos y parques industriales, incluidas las plantas agroindustriales.
  • La prestación de servicios a terceros que tengan por objeto la operación de sistemas de almacenamiento, reuso, reciclaje, incineración, acopio, recolección, transporte, tratamiento, y disposición final de residuos de manejo especial, así como la construcción y operación de los sistemas mencionados.
  • Aquellas obras y actividades que no estando expresamente reservadas a la Federación en los términos de la Ley General, causen o puedan causar desequilibrios ecológicos, rebasen los límites y condiciones establecidos en las disposiciones jurídicas referidas a la preservación del equilibrio ecológico y la protección al ambiente.
  • Actividades consideradas riesgosas en los términos de esta ley y las que se establezcan en los listados de actividades riesgosas.
  • La instalación y operación por parte del generador de residuos industriales de sistemas para el almacenamiento, reuso, recuperación, reciclaje, incineración, tratamiento, confinamiento, o disposición final fuera de la instalación donde se generan dichos residuos.
  • Exploración, explotación, extracción y aprovechamiento de materiales o sustancias no reservadas a la Federación, fuera de los centros de población.
  • Construcción y operación de rellenos sanitarios y centros de transferencia.
  • Las que se determinen en los reglamentos, normas ambientales estatales:
    • Actividades relacionadas con la exploración, explotación, extracción y aprovechamiento de minerales o substancias no reservadas a la Federación.
    • Zonas industriales, fraccionamientos industriales y parques industriales, incluidas las plantas agroindustriales que se ubiquen fuera de los límites del centro de población.
    • Plantas de tratamiento de aguas residuales que descarguen a un cuerpo receptor de competencia estatal.
    • Conjuntos habitacionales, fraccionamientos, desarrollos urbanísticos que se localicen fuera de los centros de población y la creación de nuevos centros de población.
    • Aquellas obras o actividades que la Federación delegue al Estado mediante los acuerdos o convenios y que requieran de la evaluación de impacto ambiental.
    • Actividades comerciales o de servicios que almacenen más de cinco mil litros de cualquier derivado de hidrocarburos o gas
    • Actividades consideradas como riesgosas en los términos del Reglamento de la Ley de Protección al Ambiente en Materia de Impacto Ambiental.

 

1.5.    ¿Qué es un Estudio de Riesgo?

Un Estudio de Riesgo es un documento mediante el cual se dan a conocer, con base en el análisis de las acciones proyectadas en la ejecución de una obra o actividad, los riesgos que éstas representen para los ecosistemas o la salud pública.

En el artículo 44 de la Ley de Protección al Ambiente se señala que cuando se trate de obras o actividades consideradas riesgosas, la manifestación deberá incluir un Estudio de Riesgo. Al respecto en el Acuerdo por el que se expide el listado de actividades consideradas como riesgosas y en capítulo V del Reglamento en materia de impacto ambiental, se señala que se considerará como actividades riesgosas aquellas que manejen cantidades de sustancias químicas iguales o superiores a la quinta parte, pero inferior a la cantidad de reporte clasificada en los listados de actividades altamente riesgosas de la federación, aplicándose para actividades industriales, comerciales y de servicios.

Además de las actividades antes señaladas, como actividades riesgosas se clasifican, atendiendo a la gravedad de los efectos que puedan generar en los ecosistemas o en el ambiente, las siguientes sustancias:

  1. Gas L.P. comercial, en cantidades de reporte iguales o mayores a 5,000 kilos, pero inferiores a 50,000 kilos, y
  2. Gasolinas en cantidades de reporte iguales o mayores a 5,000 litros, pero inferiores a 1´000,000 litros.

El Estudio de Riesgo debe contener como mínimo la siguiente información:

  1. Escenarios y medidas preventivas resultantes del análisis de los riesgos ambientales relacionados con el proyecto.
  2. Descripción de las zonas de protección en torno a las instalaciones, de los radios de afectación y de las zonas de riesgo, en su caso;
  • Memoria técnica de los modelos de simulación empleados;
  1. Identificación de los sitios de concentración masiva más cercanos al sitio donde se lleve a cabo la actividad riesgosa;
  2. Señalamiento de las medidas de seguridad en materia ambiental; y
  3. Conclusiones.

 

1.6.    ¿Quién puede elaborar un estudio de Impacto Ambiental?

En el artículo 53 de la Ley se señala que los informes preventivos, las manifestaciones de impacto ambiental y los estudios de riesgo podrán ser presentados por los interesados, instituciones de investigación, colegios o asociaciones profesionales y que la responsabilidad respecto del contenido del documento corresponderá a quien lo suscriba. Asimismo, señala que las personas que presten servicios de impacto ambiental, serán responsables ante la Secretaría de los informes preventivos, manifestaciones de impacto ambiental y estudios de riesgo que elaboren, quienes declararán bajo protesta de decir verdad que para la obtención de los resultados contenidos en dichos documentos se incorporan las mejores técnicas y metodologías existentes, así como la información y medidas de prevención y mitigación más efectivas.

 

1.7.    Formatos de Trámites en Materia de Impacto Ambiental

La Secretaría proporcionará a los promoventes las guías o formatos para facilitar la presentación y entrega de la Manifestación de Impacto Ambiental, el Informe Preventivo y el Estudio de Riesgo, de acuerdo al tipo de obra o actividad que se pretenda llevar a cabo, describiendo con precisión la información que se deba anexar a la solicitud de que se trate.

El 30 de agosto de 2013, se publica en el Periódico Oficial del Estado de Baja California, Tomo CXX No. 38, los Formatos que en Materia de Impacto Ambiental para la realización de diversos trámites, fueron aprobados en la Trigésima Quinta Sesión Ordinaria del Consejo Estatal de Protección al Ambiente, los cuales entran en vigor a partir del día de su publicación.

  • Informe Preventivo.(Formato e Instructivo)
  • Manifestación de Impacto Ambiental, Modalidad General. (Formato e Instructivo)
  • Manifestación de Impacto Ambiental, Modalidad Planes y Programas. (Guía)
  • Manifestación de Impacto Ambiental, Modalidad Áreas Naturales Protegidas. (Guía)
  • Estudio de Riesgo.(Formato e Instructivo)

Aunado a lo anterior, se publican una serie de Anexos que complementan los formatos antes mencionados, para proyectos referentes a:

  • Carreras fuera de carretera.
  • Fraccionamientos habitacionales, turísticos e industriales.
  • Aprovechamiento de materiales pétreos.
  • Manejo de residuos de manejo especial.

1.8.    Procedimiento de Evaluación

Una vez evaluada la MIA, y en su caso, el Estudio de Riesgo correspondiente, la Secretaría deberá emitir, fundada y motivadamente, la resolución correspondiente dentro del plazo de 45 días hábiles siguientes a partir de la presentación de la solicitud, y de 60 días hábiles cuando se haya requerido información adicional o complementaria.

Cuando por las dimisiones y complejidad de la obra o actividad, plan o programa se justifique, la Secretaría podrá, excepcionalmente y de manera fundada y motivada, ampliar el plazo, por una sola vez durante el proceso de evaluación, hasta por 60 días hábiles más, debiendo notificar al promovente su determinación.

¿Cuáles pueden ser los resultados del Procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental?

Una vez evaluada la manifestación de impacto ambiental, la Secretaría emitirá, debidamente fundada y motivada, la resolución correspondiente, en la que podrá:

  1. Autorizar los planes, programas y las obras o actividades de que se trate, en los términos solicitados;
  2. Autorizar de manera condicionada los planes y programas, así como la realización de la obra o actividad que correspondan, sujetándose a la modificación del proyecto o al establecimiento de medidas adicionales de prevención y mitigación, a fin de que se eviten, atenúen o compensen los impactos ambientales adversos susceptibles de ser producidos en la ejecución del proyecto, así como en caso de accidentes;
  • Negar la autorización solicitada, cuando:
  1. Se contraponga con lo establecido en la Ley, sus reglamentos, las normas oficiales mexicanas, las normas ambientales estatales y demás disposiciones legales aplicables;
  2. La obra o actividad de que se trate pueda propiciar que una o más especies sean declaradas como amenazadas o en peligro de extinción, o cuando se afecte significativamente a una de dichas especies; y
  3. Exista falsedad en la información proporcionada por los promoventes, respecto de los impactos ambientales de la obra o actividad de que se trate.

 

1.9.    Requisitos y Procedimiento para Realizar el Trámite

Documentación solicitada:

El ciudadano que requiera someter a evaluación de impacto ambiental su proyecto, deberá presentar la solicitud de autorización en materia de impacto ambiental, anexando a esta:

  1. Deberá presentarse la Manifestación de Impacto Ambiental (en la modalidad que corresponda) y sus anexos, en un medio electrónico al que se acompañará un impreso de su contenido.
  2. Estudio de Riesgo, cuando se trate de actividades riesgosas.
  3. Original de pago de derechos para cotejo y dos copias.
  4. Carta bajo protesta de decir verdad firmada por quien(es) elaboró(aron) la Manifestación de Impacto Ambiental.

Aunado a lo anterior, el trámite deberá contener lo siguiente:

  • El recibo de pago debe ser expedido a nombre del solicitante.
  • Acta constitutiva.
  • Registro Federal de Contribuyentes (RFC).
  • Documental idónea que acredite al representante o apoderado legal.
  • Identificación del representante o apoderado legal, o en su caso del solicitante.
  • Documental idónea que acredite el legal uso del predio o bien inmueble.
  • Factibilidad de Uso de Suelo, emitida por la autoridad municipal correspondiente, vigente.
  • Pago del impuesto predial.

Las documentales antes mencionadas, deberán  entregarse en copia simple legible y en formato electrónico.

 

¿Dónde realizar el trámite?

Este trámite se realiza en las oficinas de la Secretaría de Protección al Ambiente del Estado de Baja California, en cualquiera de las siguientes direcciones:

  • Boulevard Benito Juárez no. 1, esquina con Francisco L. Montejano, Mexicali, B.C.
  • Centro de Gobierno- Vía Rápida Oriente no. 10252, interior 205, Zona Río, Tijuana, B.C.
  • Centro de Gobierno, carretera Transpeninsular Ensenada-La Paz no. 6500, Ex Ejido Chapultepec, Ensenada, B.C.

 

1.10.                     Consulta Pública

La autoridad competente, por la solicitud de cualquier persona de la comunidad de que se trate, podrá llevar a cabo una consulta pública sólo en los siguientes casos:

  1. Aquellos que prevean el aprovechamiento masivo de los recursos naturales del estado;
  2. Obras o actividades que pretendan realizarse dentro de áreas naturales protegidas de competencia estatal;
  • Sitios para disposición final de residuos sólidos urbanos y manejo especial;
  1. Plantas de tratamientos de aguas residuales destinadas a la prestación de un servicio público;
  2. Las actividades consideradas riesgosas; y
  3. Las demás señaladas en el reglamento.

El resultado de la consulta pública no tendrá efecto vinculatorio.

Bases para solicitar llevar a cabo una consulta pública de los proyectos antes referidos:

  • La solicitud para una consulta deberá presentarse por escrito dentro del plazo de diez días contados a partir de la publicación de los listados de la Manifestación de Impacto Ambiental que corresponda. Dicha solicitud deberá contener por lo menos lo siguiente:
  1. La obra o actividad de que se trate;
  2. Las razones que motivan la petición;
  3. El nombre, denominación o razón social y domicilio del solicitante;
  4. Identificación oficial del solicitante, y
  5. La demás información que desee agregar.
  • Recibida la solicitud, la Secretaría tiene 10 días para resolver y notificar al interesado
  • El promovente tendrá 5 días para publicar un extracto de su proyecto.
  • 20 días posteriores a que se puso la MIA a disposición del público, cualquier interesado podrá proponer el establecimiento de medidas de prevención y mitigación, así como las observaciones que considere pertinentes, formulándolas por escrito y señalando su nombre completo y domicilio.
  • En la resolución que se emita, se consignará el proceso de consulta pública, los resultados de las observaciones y propuestas formuladas.
  • Los resultados serán publicados en el Periódico Oficial del Estado.

Cuando el proyecto pueda generar desequilibrios ecológicos graves o daños a la salud pública o a los ecosistemas, la Secretaría, podrá organizar una reunión pública (Art. 34 Reglamento) bajo los siguientes lineamientos:

  1. La reunión pública deberá llevarse a cabo dentro de los 25 días posteriores a que se resolvió dar inicio a la consulta pública y dentro de un plazo no mayor a 5 días a la fecha de publicación de la convocatoria (Art. 34 Fracción I y II).
  2. En dicha reunión el promovente deberá exponer los aspectos técnicos ambientales de la obra o actividad de que se trate, los posibles impactos que se ocasionarían por su realización y las medidas de prevención y mitigación que serían implementadas. Asimismo, durante la reunión atenderá las dudas que le sean planteadas.
  • Una vez concluida la reunión y antes de que se dicte la resolución en el procedimiento de evaluación, los asistentes podrán formular observaciones por escrito que la Secretaría anexará al expediente.

 

1.11.Trámites ingresados y estatus de evaluación.

  • Listado actualizado (se anexa).

 

1.12.Padrón Estatal de Prestadores de Servicio en Materia de Impacto y Riesgo Ambiental.

  • Padrón Actualizado (se anexa).
  • Convocatoria para nuevo registro y renovación como prestador de servicios en materia de impacto y riesgo ambiental (Anual y tiene un periodo de publicación de 1 mes).

 

 

 

 

 

 

2.     Manejo Integral de Residuos de Manejo Especial

2.1.    Fundamento

Gran parte de los residuos que se generan en los procesos industriales, ya sea como subproductos no deseados o como productos fuera de especificación, son Residuos de Manejo Especial. Incorporados a tales residuos de procesos, se generan residuos derivados del consumo de las demás áreas que forman parte de las instalaciones industriales, como oficinas, comedores, centros comerciales, etc. los cuales por sus características se consideran como Residuos Sólidos Urbanos, pero que por sus volúmenes de generación (superiores a 27.3 kilogramos por día o 10 toneladas por año), pueden requerir ser manejados como Residuos de Manejo Especial.

Los Residuos de Manejo Especial pueden recuperarse, ya sea como materia prima para procesos de manufactura o aprovechamiento energético, sin embargo en la actualidad sólo un pequeño porcentaje de los mismos se recupera y aprovecha.

Al no valorizar o aprovechar los Residuos de Manejo Especial que pueden ser sujetos a ello, éstos se envían a los sitios de disposición final de Residuos Sólidos Urbanos, reduciendo la vida útil de los mismos, demandando así con mayor frecuencia sitios para la disposición final de los residuos.

 

2.2.    ¿Qué es el Manejo Integral de Residuos de Manejo Especial (MIRME)?

Las actividades de reducción en la fuente, separación, reutilización, reciclaje, co-procesamiento, tratamiento biológico, químico, físico o térmico, acopio, almacenamiento, transporte y disposición final de residuos de manejo especial, individualmente realizadas o combinadas de manera apropiada, para adaptarse a las condiciones y necesidades de cada lugar, cumpliendo objetivos de valorización, eficiencia sanitaria, ambiental, tecnológica, económica y social.

 

2.3.    ¿Qué es un Prestador de Servicios para el MIRME?

Es aquella persona física o moral que presta los servicios de manejo integral de residuos, en cualquiera de sus etapas. La responsabilidad de los prestadores de servicios a terceros de residuos de manejo especial inicia desde el momento en que le sean entregados los residuos por el generador, por lo cual, deberán revisar que tales residuos se encuentren debidamente identificados, clasificados, etiquetados o marcados y envasados. Terminará cuando entreguen los residuos al destinatario de la siguiente etapa de manejo y éste suscriba el manifiesto de recepción correspondiente.

 

2.4.    Objetivo

La Secretaría tiene la facultad de autorizar y regular la prestación de servicios que tengan por objeto el manejo integral de residuos de manejo especial, así como el integrar el registro de prestadores de servicios de residuos de manejo especial.

 

2.5.  Formatos

  • Licencia como Prestador de Servicios para el Manejo Integral de Residuos de Manejo Especial (MIRME) (Formato e Instructivo)
  • Manifiesto de Entrega, Transporte y Recepción para el MIRME (Formato y guía)

2.6.  Padrón de Prestadores de servicio para el Manejo Integral de Residuos de Manejo Especial

  • Padrón Actualizado (se anexa).

Los generadores de residuos sólidos urbanos o de manejo especial, que transfieran sus residuos a una empresa o gestor que preste el servicio a terceros relacionados con su recolección, acopio, transporte, reciclaje, tratamiento, segregación, aprovechamiento o disposición final, deberán cerciorarse o corroborar ante la autoridad competente, que cuentan con las autorizaciones respectivas y vigentes, en caso contrario, serán responsables solidarios de los daños al ambiente y la salud que pudiere causar dicha empresa por el manejo inadecuado de sus residuos y a las sanciones que resulten aplicables de conformidad con éste y otros ordenamientos.

 

3.     Contacto

M.C. Juan Galindo Santiago, Director de Impacto Ambiental. Teléfonos (664) 624 2000, ext. 2152, correo electrónico: jgalindo@baja.gob.mx

Accesos Rápidos

Transparencia